martes, 1 de agosto de 2017

Nueva evolución de Honda para Spa


El nuevo motor de Honda, la especificación 3 estrenada en Bakú, ha conseguido pasar por dos carreras sin averías importantes en sus dos coches, la de Silverstone y la de Hungaroring. Es cierto que Alonso abandonó por un problema en la bomba de la gasolina en Gran Bretaña, pero ese es un incidente en una pieza menor del que no está libre ninguno de los coches de la parrilla.

Sin penalizaciones, los dos McLaren MCL32 pudieron acabar en los puntos este fin de semana y abandonar el farolillo rojo de la tabla de Constructores.

Hay fuentes cercanas a la firma japonesa que dicen que se han eliminado la mayor parte de las vibraciones masivas que acababan por destruir sus unidades entre las 70 y las 90 vueltas de vida. Otras son más escépticas y aseguran que parte del problema sigue latente y que aún dista mucho de ser un motor competitivo, que todo se ha debido al buen chasis de McLaren en un trazado lento como el de Budapest.

Sea como fuere, Honda prepara ya otro paso adelante para la vuelta de las vacaciones. El reto de un trazado de influencia extrema del motor, como el de Spa-Francorchamps, obliga a introducir la actualización. No se sabe si puede considerarse como spec 4, pero es la que completa la introducida en Azerbaiyán hace un mes, con lo que se añadirían 15CV extra de potencia para los coches de Fernando Alonso y Stoffel Vandoorne. Las mejoras de cara a la cita en el circuito de Spa-Francorchamps se centran en el turbo y en el MGU-K.

"No sé si es el fin de los problemas grandes de fiabilidad, nunca se puede estar seguro", comentaba una fuente de McLaren a MARCA tras la carrera de Hungría. Estos tres años de convivencia entre el equipo inglés y el motorizador nipón les obliga a ser cautelosos. Pero en el horizonte no hay una alternativa, salvo Renault, y sólo si Honda decide poner fin al actual contrato (expira en 2021), de forma amistosa y voluntaria.

Ejercicio de autocrítica

"El resultado de Hungría es la suma de mucho duro trabajo y esfuerzos diarios hechos por los miembros del equipo, y quiero agradecérselo a todos", afirma el jefe de motores de Honda en la F1, Yusuke Hasegawa.

"Aunque ahora lleguemos al parón veraniego con un buen impulso, no estamos satisfechos con los resultados generales de la primera mitad de la temporada. Seguiremos con nuestro desarrollo para mejorar, y esperamos tener un buen comienzo de la segunda mitad de la temporada, en Spa-Francorchamps", avisa sobre los planes futuros.

En Hungría no sólo se lució Alonso. Hasta Vandoorne pudo sumar el primer punto de la temporada. "Fue un buen día en la oficina para el equipo. Tener los dos coches en los puntos es, definitivamente, un paso adelante positivo para nosotros", recalca Hasegawa.

Por su parte, Alonso quiso mandar ayer un mensaje positivo: "Terminamos la primera mitad del año con una muy buena carrera en Budapest, con los dos McLaren en los puntos. Es la mejor forma de disfrutar las vacaciones ahora en agosto. Espero que la segunda parte de la temporada sea incluso más fuerte".

Según se comenta, la de Spa no será la última evolución de la temporada, pues Honda trabaja ya para la verdadera mejora en potencia del año, la que debe llegar a finales de octubre. Sin fecha concreta, se estima que no llegarán al GP de Japón en casa (6-8 de octubre), pero sí para el de EE.UU. o México. Allí esperan poder dar un impulso de unos 40CV de potencia adicionales con un nuevo ICE (unidad de combustión interna), para ponerse a la altura de Renault y a unos 40-45 CV de Mercedes y Ferrari. Si es la luz al final del túnel u otro convoy que viene de frente, sólo el tiempo lo dirá. @marca