miércoles, 2 de agosto de 2017

Alonso: “En 2017 me siento más competitivo. He vuelto a mi estilo de pilotaje”


No está siendo la temporada soñada para Fernando Alonso ni tampoco para McLaren Honda. 2017 ha supuesto un paso hacia atrás del equipo de Woking en comparación al estado de forma con el que terminaron la pasada temporada. La poca fiabilidad del motor Honda en las primeras carreras y la discreta potencia que facilita al chasis británico, ha provocado que haya crecido la tensión enormemente en la alianza, hasta el punto en el que McLaren comenzará a tomar decisiones de futuro a partir del Gran Premio de Bélgica, en el que verán como le ha sentado el parón veraniego a los japoneses, que prometen no descansar.

Fernando Alonso cuenta esta temporada con un menor número de puntos por estas fechas que en 2015 y 2016, por lo que el paso hacia atrás ha sido notable. Por ello, el asturiano asegura que tanto él como su equipo no pueden estar contentos con el trabajo realizado hasta ahora.

“Como equipo, no podemos estar contentos con la temporada. El año pasado solíamos llegar a la Q3. Noveno o décimo, ésa era nuestra posición media. Este año nos cuesta un poco más”, comenta.

Sin embargo, asegura que en el lado personal está siendo una de las mejores temporadas de los últimos tiempos. Los monoplazas de 2017 le permiten volver a divertirse, sentirse competitivo y sobre todo, le han facilitado poder retomar su estilo de pilotaje del pasado, algo que no podía utilizar en los monoplazas de 2014 a 2016. Además, asegura que la participación en las 500 millas de Indianápolis fue una experiencia muy enriquecedora.

“Pero en el lado personal, ha sido una temporada muy, muy buena para mí. Con los coches de 2017, puedo volver a conducir con mi estilo de pilotaje. Me siento mucho más competitivo que en años anteriores. Tuve las 500 Millas de Indianápolis, que fueron una experiencia muy bonita. Una primera mitad de temporada fantástica”, añade.

Por otra parte, el asturiano ha querido destacar los grandes tiempos que hacen en las clasificaciones, gracias al gran nivel de carga aerodinámica que tienen los nuevos monoplazas. Sin embargo, también compara los presentes monoplazas en carrera con los de 2004 y 2005, asegurando que en los actuales, los primeros compases de carrera parecen pasar a cámara lenta.

“Esta temporada es muy divertido conducir estos coches. Hacemos tiempos muy buenos en clasificación. Sienta genial, conducir con esa carga aerodinámica y hacer buenas vueltas. La penalización es en carrera. En 2004, ponías 30 o 40 kilos de combustible y hacías tres o cuatro paradas. Ahora pones 105 kilos y parece que todo se mueva a cámara lenta durante la primera parte de la carrera”, finaliza. @thebestf1.es