viernes, 26 de mayo de 2017

Alonso: Mi primer y único objetivo es ganar y seguir en Fórmula 1


Fernando Alonso tiene muy claro que quiere seguir en Fórmula 1 en 2018. Recientemente ya afirmó que su motivación pasa por conseguir otro campeonato del mundo, aparte de la Triple Corona. El piloto asturiano fue el centro de atención en el 'Media day' que se celebró ayer y centró la atención de los medios de comunicación.

Esta temporada termina contrato con McLaren y será libre para negociar con cualquier equipo de cara a 2018. A pesar de que haya escasas opciones de obtener un volante competitivo en Mercedes, Ferrari o Renault, Alonso ha insistido en que no planea probar una aventura en la IndyCar y que su objetivo prioritario es la F1. "No lo tengo en los planes. Por ahora es una carrera aislada la que quiero correr aquí y el lunes, cuando pase la experiencia y vea cómo han sido las dos semanas y me he sentido en carrera, meditaré sobre eso".

"De momento me he sentido bien, pero repetir no está en los planes. Mi primer, único y exclusivo objetivo es ganar y seguir en F1; y ganar las 500 Millas y las 24 Horas de Le Mans es muy atractivo, pero no a cortísimo plazo, entonces, poco a poco...", explicó el bicampeón en palabras recogidas por el diario Marca.

Todo apunta a que Alonso continuará su carrera en la Fórmula 1. No solo él lo afirma, también lo dice Zak Brown, CEO de McLaren, y que ayer estuvo en Mónaco antes de volar a Estados Unidos para estar junto a Alonso el domingo en el día de la carrera. "Ha sido claro en que no ha acabado con la Fórmula 1. -Yo- no descartaría IndyCar para el futuro, pero no en 2018. Queremos estar aquí y él ha sido claro sobre que quiere estar en la Fórmula 1", aseveró en declaraciones recogidas por los medios desplazados a Montecarlo, entre los cuales se encuentra. @soymotor

viernes, 19 de mayo de 2017

Alonso: Soy un piloto de carreras, siempre lo he sido y siempre lo seré


“El primer coche con el que corrí no fue construido para mí. Fue para mi hermana. Mi padre quería que ella pilotara karts, como hacía él. Así que le construyó un kart desde cero en nuestro garaje. El único problema es que ella era una niña de ocho años que no tenía interés en pasar los fines de semana corriendo por los circuitos de karting del norte de España. Así que me puso a mí en el kart con solo tres años de edad.

El kart era un poco grande al principio. No llegaba a los pedales, pero ajustamos el asiento, moví los pedales y lo hice funcionar. Me encantaba pilotar, pero también me gustaba pasar el tiempo con mi familia. Mi madre, mi padre, mi hermana y yo recorríamos los circuitos y pasábamos allí nuestros fines de semana. Todos los días corría durante unas horas y luego jugaba al fútbol con mis amigos. Esos recuerdos todavía están conmigo cada vez que salgo a la pista.

Aprendí mucho sobre pilotaje durante aquellos días, pero lo más importante es lo que aprendí sobre mí: Realmente, me encanta correr. Y por eso el 28 de mayo, en el fin de semana más grande en los deportes de motor, no estaré con mi equipo de Fórmula 1 en el Gran Premio de Mónaco. Estaré en Indianápolis, compitiendo en el Brickyard, porque necesito estarlo. La Indy 500 es uno de los mayores eventos deportivos. Los pilotos de todo el mundo lo saben. Yo pertenezco allí. Porque soy un piloto de carreras. Siempre lo he sido, y siempre lo seré.

El karting es correr en su forma más pura. Es una conducción estricta en circuitos pequeños con un montón de adelantamientos y batallas entre rivales. Como piloto, aprendes el arte de correr en el kart. Como dije, mi padre construyó nuestro kart y la mayor parte de nuestro dinero era para los gastos de los viajes, por lo que el kart tenía que durar un par de años. Incluso los neumáticos tenían que durar, porque sólo teníamos un juego. Pero ese tipo de problemas son los que te ayudan a aprender.

Una vez, durante una de mis primeras temporadas, llovió en una carrera. Aquel día vi un neumático de lluvia por primera vez. Lo llevaba otro coche que estaba a mi lado en la parrilla. No tenía ni idea de lo que era. Los neumáticos de los otros pilotos eran mucho más ásperos, dándoles mayor agarre en condiciones de agua.

Corrí con neumáticos secos bajo la lluvia, era todo lo que teníamos. Pero no fue algo extraño para mí, porque era lo que sabía hacer. Había estado pilotando con ellos durante un par de años, sabía lo que podían hacer. Tuve que ser más cuidadoso, más preciso. Yo sólo tenía seis años, pero me adaptaba sobre la marcha. Hacía trazadas más anchas en las curvas para poner el morro apuntando a la recta y volver a acelerar más rápido. Me adapté porque tenía que hacerlo. Aprendí y crecí, y me encantó.

Como me lo tomé más en serio, también comencé a aprender más sobre las pistas donde pilotaba. Disfrutaba aprendiendo los detalles de un circuito, quería saberlo todo de cada vuelta antes incluso de montarme en el kart.

Cuando tenía 13 años, estaba mejorando rápidamente y empecé a pasar tiempo en Italia trabajando con un fabricante de motores y aprendiendo todo lo que podía. Fue allí donde empecé a tener un conocimiento completo de mi kart. Además, tenía que faltar a la escuela cuando iba a Italia… y eso me gustaba. Estaba adquiriendo un tipo de conocimiento diferente.

En 1996 gané la Copa Mundial Junior de Go-Karting. Después, mi familia y yo pensamos que podría tener un futuro en las carreras. Pero, ¿cuál era ese futuro? En los años 90 en España, la Fórmula 1 y las carreras de coches en general no eran muy populares. Nuestro país amaba el fútbol y las carreras de motos. Yo no sabía nada de los grandes campeonatos europeos de monoplazas. Ni siquiera sabía quién era Michael Schumacher. Sólo me dedicaba a correr.

En 2000, di el salto a la Fórmula 3 en Europa. Corrimos en algunos circuitos legendarios como Spa y Mónaco, y mis ojos se abrieron a la historia de los deportes de motor. Solía pensar que los circuitos de kart en España lo eran todo. Pero allí estaba, en Mónaco, y se presentó ante mí un mundo completamente nuevo. Entre las carreras de fin de semana, intentaba ver carreras grabadas de los pilotos de los que había oído hablar en el paddock. Pilotos como Schumacher, Ayrton Senna y Alain Prost. Y cuanto más aprendía de ellos, más me motivaba. Quería llegar a ese nivel.

Un año más tarde estaba en un coche de Fórmula 1 por primera vez. Después de mi primera temporada con Minardi pasé el siguiente año como piloto de pruebas para Renault. Un año después de eso ya era piloto titular. En 2003 conseguí mi primera pole y podio en Malasia y mi primera victoria en Hungría. Recuerdo todas las victorias y los campeonatos. Pero algunos, como esa primera victoria, son especiales. Lo recuerdo todo de esas carreras, hasta lo que tenía para el desayuno en el hotel. Esas son las que amo.

Un par de años después, en abril de 2005, tuve otra carrera de esas. Fue el Gran Premio de San Marino en Imola, en Italia. Me había clasificado en segundo lugar justo detrás de Kimi Räikkönen el día anterior. Pero el domingo por la mañana, mi equipo, Renault, tuvo un problema con nuestro coche. Uno de nuestros cilindros V10 no funcionaba. Básicamente, teníamos un motor de 9 cilindros, lo cual no es lo ideal. Nuestro motor tenía menos potencia y éramos más lentos. Pensamos en reemplazar el motor por uno nuevo, lo que habría resultado en una penalización y nos habría mandado al final de la parrilla de salida. O podíamos seguir con el mismo motor y aceptar cualquier resultado que llegara. Nos quedamos con ese motor.

A sólo nueve vueltas de la carrera, Kimi se retiró debido a un problema de transmisión en su coche. Lideré la carrera durante las siguientes 50 vueltas. El coche estaba bien. Un poco menos de energía que de costumbre, pero yo tenía buen ritmo. Con 12 vueltas por delante y aún en cabeza de carrera, entré en boxes para poner neumáticos nuevos. Cuando volví a la pista, miré por mis espejos y todo lo que vi era de color rojo brillante. Rojo Ferrari. Michael Schumacher me presionaba con fuerza. Tenía más potencia ese día y… sí, era muy rápido.

Pero confiaba en mis recuerdos, en lo que había aprendido. Conocía la pista. Conocí el coche. Me adapté. Traté de mantenerlo detrás de mí a toda costa. Fue una batalla tanto mental como física. Michael se me echaba encima en cada curva, tratando de conseguir que el joven piloto cometiera un error. Pero no lo hice. Conseguí la victoria y todavía hoy es mi carrera favorita. O al menos una de ellas. Es difícil tener sólo una. Lo recuerdo con mucho cariño porque mi equipo y yo superamos los problemas de la mañana y utilizamos toda nuestra habilidad para conseguir esa victoria. No fue como en otras carreras. Era totalmente nuevo.

Ahora también es el momento de hacer algo nuevo. Una pista nueva, un coche nuevo, un mundo nuevo… Llevo pensando en la Indy cuatro o cinco años. Había visto algunas carreras, pero no sabía demasiado sobre el campeonato. Conocía algunos de los nombres y los equipos, pero básicamente todo es información nueva para mí. Así que he vuelto a hacer lo que me gusta: aprender. Todo el mundo, desde el equipo McLaren-HONDA-Andretti hasta las personas que he conocido estos días en EEUU, ha sido muy útil.

Las únicas personas que no son tan útiles son los otros pilotos de Fórmula 1, porque están celosos. Jajaja. Es broma, es broma. Todos me apoyan y me desean buena suerte. Somos un grupo pequeño en el paddock de F1. Significa mucho cuando uno de nosotros lo hace bien en otra serie. Cuando Nico Hulkenberg ganó en Le Mans, en el WEC de la FIA en 2015, fue algo grande para nosotros.

Es difícil perderse el Gran Premio de Mónaco, pero la tradición de la Indy es tremenda también. Sigo escuchando a todo el mundo con quien hablo. No puedo esperar para la ceremonia previa a la carrera y el ambiente. Aquí estoy, soy un piloto veterano, pero es todo nuevo para mí. El himno, el circuito, la carrera… estoy muy agradecido de experimentarlo. Voy a intentar disfrutar el tiempo fuera del coche tanto como pueda. Porque una vez que llegue el fin de semana de la carrera será hora de correr.

Gracias al simulador, sentí que conocía mi coche antes de estrenarme la semana pasada en Indianápolis. Pero había una cosa para la que no podría haberme preparado: la sensación pura de potencia. Los coches de la Indy son un poco más simples que los coches de F1, por lo que es más puro. Hay menos agarre mecánico aquí, por lo que el acelerador tiene un poco más de fuerza. Me llevó un poco de tiempo estar cómodo, pero el equipo hizo un gran trabajo preparándome. Siento una gran emoción cuando estoy detrás del volante. No puedo esperar al 28 de mayo.

Como mi primer kart, este coche no ha sido construido para mí. No soy el piloto para el que estaba pensado, pero voy a hacer todo lo posible para que la gente que lo construyó se sienta orgullosa. Y tal vez esto será el comienzo de un nuevo viaje para mí también.

Y quiero dejar algo claro. No vengo para pasar una semana libre o simplemente divertirme. Soy un piloto de carreras, vengo para correr. Sobre todo, espero que esta sea una experiencia que pueda llevar conmigo el resto de mi vida. Espero que las sensaciones que tengo y las cosas que veo permanezcan en mi mente para siempre. Y espero que al final de esas 500 Millas haya aprendido algo que no sabía antes“. @The Players’ Tribune, via Marca

sábado, 13 de mayo de 2017

El milagro de magic Alonso en Montmeló


Ha vuelto a hacerlo. Fernando Alonso sacó el máximo partido de su McLaren y ha conseguido la mejor clasificación de la temporada. El asturiano, de nuevo muy por encima de su monoplaza, y empujado por los miles de aficionados en las grades del Circuit de Barcelona-Catalunya, ha logrado la séptima posición en la clasificación. Algo que engrandece aún más la actuación de Fernando es el resultado de su compañero, Stoffel Vandoorne saldrá 19º. Sobran las palabras.

"La verdad es que ha sido un buen día, al final, lo que decíamos ayer, los fines de semana a veces empiezan torcidos y luego se arreglan y viceversa, así que lo importante es mañana y coger esos puntos. Pero lo de hoy ha sido un bonito día, una bonita crono donde hemos ido encontrando décima a décima y luego poder meternos sorprendentemente en la Q3, y ahí en Q3 otra vuelta muy buena", aseguró Fernando tras la sesión en los micrófonos de Movistar +.
"Ayer no fue un día muy normal. Tuvimos un problema en la primera sesión y en la segunda salimos con el coche a medio hacer. Ayer ya dije que a ver si podíamos ser un poco más competitivos hoy y pues bueno, ha sido mejor de lo esperado. El aliento de la gente en casa siempre te da esas décimas extra", apuntó.

El bicampeón mundial se mostró contento por su mejor clasificación, aunque es consciente de que lo importante viene mañana: "Es un circuito donde adelantar es bastante difícil. Es fundamental haber hecho una buena crono hoy y ojalá podamos mantenernos en esta posición. Vamos a lucharla con uñas y dientes y defenderla cómo sea", comentó.
En cuanto a las "buenas vibraciones" que Fernando aseguraba tener a pesar de los problemas del viernes, confía en que no aparezcan nuevos problemas durante la carrera para poder sumar los primeros puntos del año: "O la esperanza de tenerlas, al final nunca sabes cuándo puede aparecer un problema. Hemos tenido demasiados este año y algunos han llegado por sorpresa. Ojalá mañana no sea ese día y que podamos arañar algún punto", dijo.

"En cuanto a la estrategia, habrá que ver mañana las temperaturas cómo se mantienen, pero dos paradas será la estrategia que utilizará todo el mundo. Ya que salimos delante y además por el lado limpio, a ver si podemos adelantar a un par o tres de coches y meternos en la lucha", comentaba entre risas el piloto de McLaren.
Fernando no duda en admitir que su resultado es una sorpresa, pero ya piensa en la carrera: "Salimos de los primeros del grupo, así que cuando pasé vi la torre de control y me vi séptimo. Intenté llegar a la curva cinco, que vuelves a ver la torre. Cuando vi que todavía estaba séptimo... En la radio me lo confirmaron, así que seguramente una sorpresa la que nos hemos llevado hoy. Intentar disfrutarla, pero la carrera y los puntos son mañana. Ahora hay que preparar una buena estrategia y fiabilidad a tope para mañana", dijo el asturiano.

Las gradas siempre empujan, Alonso lo sabe, y les atribuye su parte de mérito: "Siempre es especial. Cada año que llegas aquí, notas una vibración única y es un placer correr en casa aunque no lo parezca porque veo que hay un poco más de entusiasmo fuera de nosotros. Pero ayer leí que soy el piloto que más puntos ha hecho en este Gran Premio y gran parte de ellos son gracias al público que te da un extra", finalizó. @soymotor y @movistar

lunes, 8 de mayo de 2017

Alonso ante el GP de España: “Espero acabar por fin la carrera”


El asturiano estuvo en el karting que lleva su nombre en Asturias durante la cita del campeonato de España. Rodeado de las sonrisas de los chavales, Fernando Alonso sentía en su karting la mayor felicidad. Un sentimiento que se ha intentado empañar con cierta polémica después de la trágica muerte del niño Gonzalo Basurto en unos entrenamientos del campeonato de Asturias en ese mismo trazado.

La prueba del campeonato de España se celebra este domingo, pero Alonso ya ha estado el sábado saludando a los muchachos que participan en los entrenamientos, haciéndose fotos, empapándose del espíritu del deporte que más le gusta.

Pero claro, una vez allí le preguntaron por Fórmula 1 y lo que espera del próximo gran premio de España. “Muchas ganas de que salga un fin de semana bonito, espero acabar por fin la carrera y que la gente se lleve un buen sabor de boca”, explicó el asturiano a las televisiones que estuvieron presentes en el circuito.

Fernando llegó de Indianápolis directo a Asturias para estar presente en la cita del karting, después viajará a Barcelona para el gran premio y de ahí regresará a Estados Unidos para comenzar su preparación con vistas a las 500 Millas de Indianápolis.

La seguridad, una prioridad

En cuanto a la tragedia que sucedió en el kárting, Fernando también explicó su punto de vista sobre la seguridad en los circuitos: "El deporte de motor nunca va a estar exento de riesgo y trabajaremos sin descanso en la fundación y todo el mundo del karting, para hacer el deporte lo más seguro posible. Esa es nuestra ambición e ilusión para el futuro. Estoy abierto a cambiar cualquier cosa". Y también habló de la polémica en declaraciones recogidas por Laf1.es: "No creo que haya que mezclar los accidentes o lo que haya pasado aquí con el circuito. Tiene que ver más con los karts, que siempre se han subido uno por encima de otro cuando tocan rueda con rueda. Por eso se van a cubrir, desde ya, los neumáticos, para que nunca más se monten uno por encima de otro. Tenemos que mejorar en todos los sentidos". @motoras

McLaren y Honda pasan al ataque en el GP de España


Vandoorne confirma que el MCL32 incorporará en Barcelona una importante actualización para aumentar su rendimiento. Tras ocho días de descanso en pista, la Fórmula 1 regresa esta semana a la acción en el Circuit Barcelona Catalunya, en lo que supondrá la quinta prueba de un Mundial de Fórmula 1 que domina Sebastian Vettel con 86 puntos. Montmeló supondrá la segunda carrera en suelo europeo tras la de Rusia, pero es la que abre una nueva fase en el Mundial, esa en la que todas las escuderías incorporan a sus monoplazas las primeras mejoras importantes del año. 

Uno de los equipos que más necesidad tiene por mejorar tras lo visto en Australia, China, Bahréin y Rusia es McLaren Honda. El MCL32 se ha comportado como un monoplaza carente de fiabilidad y rendimiento, en gran parte causado por el motor Honda.

Cuestionado por este contratiempo, Stoffel Vandoorne confirma en su columna habitual tras los Grandes Premios en 'Motorsport', que la escudería anglo-nipona dispondrá de actualizaciones aerodinámicas y de motor en Barcelona: "Todos estamos a la espera de nuevas actualizaciones que aumenten el rendimiento del monoplaza. En España, habrá un montón de nuevas actualizaciones aerodinámicas, y debería haber algunas mejoras en el motor también, pero no sé lo grande o pequeña que será. Por ahora, vamos a seguir trabajando duro y hacer todo lo posible para mejorar".

De igual modo, Vandoorne focalizó el mayor déficit del MCL32 en el propulsor japonés, al tiempo que destacó que McLaren Honda tiene los recursos para volver a ganar: "Nuestro paquete actualmente es bueno. El resultado en Rusia muestra lo que para nosotros es posible y realista. Somos demasiado lentos en las rectas, así que perdemos mucho tiempo. Somos uno de los mayores equipos de la Fórmula 1 y queremos luchar en la parte superior. Eso es definitivamente lo que queremos. Por el momento no estamos en condiciones de hacerlo, pero creo que todo está en su lugar para ser competitivos de nuevo".

Por último, el piloto belga admitió que los problemas actuales son más difíciles de aceptar después del nivel de competitividad demostrado al final de 2016: "Ahora se trata de la rapidez con que podemos ser competitivos de nuevo. Probablemente no hay una solución rápida en este momento, pero estoy seguro de que vamos a tener un paquete fuerte algún día. En los últimos dos años, la asociación entre McLaren y Honda ha sido muy difícil, pero hemos mejorado mucho. A finales del año pasado, incluso teníamos un nivel bastante razonable". @motoras